CAVA CS

Por José Bracamonte

Descorche en Yucay

Dicen que Yucay tiene el mejor clima entre Cusco y Urubamba. El respirar un oxígeno sano, puro e histórico.
Yucay significa “encanto”. Las chacras, la iglesia antigua, los niños jugando a la pelota, los campos de maíz, todo está vivo y descansado. Es un lugar para vivir en paz y tener a la luna como techo eterno.

La plenitud armónica nos invita a meditar y sentarnos en el cerro, abrir la mochila y descorchar el vino de hoy. Me lleva a un estado indescriptible poder disfrutar un maridaje entre el crisol de aromas del medio ambiente y la bebida que me acompaña. A 2858 metros sobre el nivel del mar, el vino se vuelve un cortés compañero de viaje y me prepara para recibir la paz que necesito. Luchamos porque el vino esté bueno en todas sus formas. Que la fruta rica sabrosa del Malbec que es la ciruela pasa, desenfunde su pulposa seda entre mis dientes, me dé equilibrio de acidez y el balance perfecto de madera. La familia Arizú hace vino desde 1901, generaciones argentinas que siguen esculpiendo cada detalle universal del vino gentil de la bodega. Este es el DOC, una fórmula especial creada para seguir la reglas internacionales europeas y subir el standard del Malbec. Vinos como éstos solo hay contados, viñas viejas que guardan secretos incondicionales. Luigi Bosca, DOC, malbec. Un vino limited edition, cosecha manual, 14 meses en barricas y 18 meses en botellas para endulzar el molde final. Mucho amor familiar para este vino. El vino es comida.
De película para esta edición de Cusco Social, desde algún hermoso paraje del Cusco. Listo para regresar a Lima y no dejar pasar este recuerdo. Qué lugar y qué vino! Gracias Cusco!