CS#84 Dic.7.2023

Cuando nació mi hija, todo mi mundo se revolucionó, mi vida cambió por completo y sentí la necesidad de conocer más acerca de las distintas etapas de la infancia y cómo criar a mi hija. Así nació LunaWasi.

Soy periodista de profesión, especializada en tecnologías de la información y comunicación. Viví en Lima más de 14 años y, cuando estuve en Cusco, conocí a mi esposo, Mauro. Después de 5 años juntos, llegó nuestra hija Luna. Fue un cambio total en mi vida, ya que hasta ese momento me había dedicado a estudiar, trabajar, viajar con mis amigas, entre otras cosas. A pesar de tener sobrinos pequeños, no era exactamente una persona muy guagüera, pero tampoco estaba lejana a la infancia. En mi época religiosa, fui maestra de niños, así se llamaba el cargo, y la verdad es que lo disfrutaba.

Cuando nació mi hija Luna, sentí una enorme responsabilidad por su vida y educación. Comencé a leer libros, ver videos y participé en un taller de crianza respetuosa (muy sanador, ya que fue un taller en familia acompañado por una psicóloga). También me formé en "Políticas efectivas de desarrollo infantil" (BID) y "De Cero a Tres: un buen comienzo de vida con Salgalú e Inversión por la Infancia". Sin embargo, entendí que ser mamá no se aprende en cursos ni talleres, se aprende siendo mamá, y así es, sigo aprendiendo.

En este camino, comencé a buscar espacios amigables para mamás y bebés en Cusco. Me sorprendió que no hubiera nada realmente como lo que soñaba. Encontré lugares de juego para niños más grandes, con juegos generalmente de plástico y césped sintético, y me preocupaba un poco el tema de la limpieza y la seguridad. Asistí a un par de clases de estimulación temprana, pero mi hija no las disfrutaba, lloraba, y había que mover su cuerpo de una manera que no consideraba respetuosa ni necesaria. La formación es continua; el Enfoque Pikler y la Pedagogía Waldorf son dos enfoques que acompañan permanentemente mi labor.

Finalmente, en esta búsqueda, encontré el lugar soñado: Casita Munay, en Lima. Me puse en contacto con Gabriela Zavala, co-fundadora de este proyecto, educadora y psicomotrista, y para mi suerte, vivía en el Valle Sagrado. Realicé con Gaby una hermosa formación en pedagogía libre y ella fue mi asesora para la creación de LunaWasi- Espacio Familiar. Iniciamos en septiembre de 2018, cuando mi hija tenía un año y cinco meses, y ahora tenemos cinco años y seguimos creciendo en familia.

El corazón de LunaWasi es la infancia. Tenemos un programa de acompañamiento temprano para bebés de 8 a 18 meses, un programa para niños de año y medio a tres años, el programa Pre Nido para niños que comenzarán el inicial el próximo año, y talleres de teatro y capoeira para niños mayores de 4 años. En todos ellos, respetamos el ritmo único de cada niño y niña, sin apresurarlos, permitiéndoles descubrir el mundo que los rodea a través del juego libre y con un ritmo diario que les brinda seguridad y promueve su autonomía. A los más pequeños los acompañan sus adultos referentes o cercanos, mayormente mamás pero también en muchos casos papás, nanas, abuelitas, abuelitos, tíos, tías, hasta que estén preparados para quedarse solos. También respetamos el ritmo de cada adulto que acompaña. Para obtener más información, puedes escribir a Eiko Kawamura al celular 997250679

.


Comparte este articulo: