CS#84 Dic.7.2023

El lunes 13 de noviembre, minutos antes de las 2 de la tarde, como era su costumbre, Alfredo Febres Concha se despidió de sus oyentes, pero en esa oportunidad lo hizo para siempre. Partió al encuentro del Señor después de una vida dedicada a su familia, a los medios de comunicación, a obras de bien social y de desarrollo para el Cusco.

Alfredo nació en Arequipa en 1943, desde muy joven se estableció en la ciudad del Cusco y se hizo su hijo adoptivo, defendiendo e impulsando diversas obras y actividades en favor de la colectividad cusqueña, entre las que resaltan la conclusión del Estadio Garcilaso y la construcción del Coliseo Cerrado "Casa de la Juventud". Como periodista fue fundador del Colegio de Periodistas del Cusco, del Círculo de Periodistas Deportivos del Cusco, de la Asociación de Locutores y de la Asociación de Radio y Televisión del Cusco e impulsor del Centro Federado de Periodistas Deportivos del Cusco.

Desde muy joven trabajó en las radiodifusoras más destacadas de la ciudad hasta que su espíritu emprendedor lo impulsó a fundar radio Sinfonía en 1994. Su inconfundible voz acompañó el medio día de las familias cusqueñas durante más de 50 años con el programa de música criolla "Nosotros los Peruanos", donde se le escuchó hasta los últimos días de su vida, negándose a dejar a sus oyentes, inclusive cuando las dolencias que lo aquejaban le impidieron movilizarse a los estudios de la radio, conectándose con sus oyentes desde un estudio implementado en su casa transmitiendo hasta que sus fuerzas se lo permitieron.

Su amor por el Cusco lo llevó a aceptar la presidencia del directorio de la Empresa Municipal de Festejos del Cusco en el año 2002, impulsando desde esa posición importantes actividades que hasta el día de hoy perduran.

Un hombre de fe, devoto del Señor de Huanca y del Señor de Qoyllority, esa fe lo llevó a involucrarse con todas sus fuerzas en la construcción del santuario menor del Señor de Qoyllority en Quimsa Mancachayoc en apoyo al comité proconstrucción de la nación Tahuantinsuyo de la hermandad del Señor de Qoyllority.

Broadcaster, periodista, economista, locutor, qosqoruna, pero sobre todo padre, esposo, tío, abuelo, hermano, suegro y amigo ejemplar, al que extrañaremos profundamente.

Descansa en paz Alfredo Febres.


Comparte este articulo: